Aumenta crisis por falta de agua en Potosí

  El racionamiento y falta del recurso hídrico en varias zonas de la ciudad de Potosí, aumenta y agudiza la crisis de la población, pese a que la empresa encargada de suministrar agua potable, distribuye este servicio en carros cisternas, pero no abastece la demanda que sufre la falta de este servicio.

Según entrevistas a una señora que esperaba agua de cisternas, consternado manifestaba textualmente “por favor reflexionen las autoridades, que tienen que darnos a todos por igual no solamente a un solo barrio ni a una sola calle, porque no creo que Dios tanto siempre nos desampare a potosí” señaló desesperada por el desabastecimiento de agua.

Asimismo, otro de los entrevistados, dijo textualmente: “En nuestra zona no es constante, a esta zona viene el carro cisterna una sola vez a la semana, esto es preocupante y que den horarios y días para que distribuyan a todas las zonas por igual” pidió a las autoridades encargadas de distribuir este servicio.

En tanto, las autoridades locales del municipio de Potosí concretaron un cronograma de distribución de agua por cisternas, pero esto es insuficiente según los vecinos; asimismo el chofer de la cisterna repartidora de agua manifestó que el agua trae desde la plata del río San Juan, ubicada en el municipio de Porco, a 50 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Potosí.

La falta de agua ha generado preocupación, sobre todo, en varias capitales de Bolivia. En La Paz, por ejemplo, 94 barrios se encuentran afectados por la escasez de agua y se ha procedido al racionamiento de la misma.

“Los efectos de la sequía por la falta de lluvias en la cuenca Hampaturi han provocado el racionamiento de este recurso en 94 zonas de esta de La Paz. En todos mis años de trabajo, no recuerdo haber vivido un racionamiento similar”, informó Iván Sarmiento, responsable de operaciones de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas).

En Sucre, capital de Bolivia, el consumo de agua ha sido limitado en al menos 40 barrios de la ciudad y la escasez está afectando a los centros de salud.

En Cochabamba, desde marzo de este año, Semapa ejecuta un plan de emergencia que implica el racionamiento de agua, debido a la escasez de lluvias. Por ello, vecinos de diversos barrios de la urbe se abastecen de agua mediante cisternas y se ven obligados a comprarla.

En Tarija también se han registrado cortes de agua, en una veintena de barrios y, por ello, el municipio chapaco ha instalado tanques de gran tamaño en varias zonas, para proveer el servicio de agua en esta ciudad.

Para Diego Gutiérrez, director ejecutivo de la Sociedad Boliviana de Derecho Ambiental, nos encontramos frente a uno de los períodos más largos de la sequía que incide en los cuerpos de agua.

“El otro problema tiene que ver con la deforestación en las nacientes de agua y la sedimentación de los canales, de agua, que conducen y alimentan las reservas. Además, la sedimentación por la erosión del suelo, que es causada por los desmontes”, dijo.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top