Brasil dispuesto a comprar electricidad bajo reglas claras

   La República Federativa de Brasil está dispuesta a comprar a Bolivia más electricidad de la que compra a Paraguay, pero bajo un tratado internacional que estipule claramente los derechos y obligaciones de ambos países, debido a las diferencias que hay entre los sistemas jurídicos, informó el embajador acreditado en el país, Raymundo Santos Rocha.

En una entrevista periodística, el diplomático señaló que entre Bolivia y la región norte de Brasil existen muchos recursos hídricos compartidos, como el río Madera y otros que dan la oportunidad de construir plantas hidroeléctricas.

ENERGÍA LIMPIA

Ratificó el interés de su país de incorporar en su planificación sectorial la compra de energía limpia, de hidroeléctricas como Cachuela Esperanza y la proyectada en El Bala-Chepete, así como del proyecto de ciclos combinados de la planta termoeléctrica de Warnes.

Sin embargo, dejó en claro que para concretar la compraventa de energía eléctrica debe firmarse un tratado que detalle con claridad derechos y obligaciones de ambos países, así como precios, volúmenes y otros aspectos técnicos.

MARCO JURÍDICO

“Para poner en funcionamiento (venta y compra) es necesario tener un marco jurídico muy claro y es este uno de los puntos de la mesa de los temas hidroeléctricos, son las discusiones jurídicas para crear un tratado internacional como tenemos con ltaipú de Paraguay (…).

Al presente, está discutiendo el Comité Técnico Binacional y muy probablemente vamos a tener más energía comprada de Bolivia de la que tenemos con Paraguay, por eso es necesario tener un marco jurídico”, reiteró.

ITAIPÚ

Actualmente, Paraguay es el principal proveedor de electricidad de Brasil, a través de la hidroeléctrica de Itaipú. Hasta finales del año pasado, la central hidroeléctrica binacional alcanzó una nueva marca mundial de producción acumulada, con 2.300 millones de megavatios hora (MWh), en 31 años de generación. De esa cantidad de energía, Paraguay sólo utilizó 154 millones de MWh y la diferencia, más de 995 millones de MWh, le cedió al Brasil, que pagó por ella una media de 2,9 dólares el MWh.

TRATADO INTERNACIONAL

El diplomático dejótambién establecido que existen diferentes tratados internacionales, según los sistemas jurídicos que rigen entre los países firmantes.

“Cada país discutirá internamente sus gestiones al presentar y poner precios al país que los comprará, es una razón más para decidir un tratado muy completo, porque tienen sistemas jurídicos distintos”, observó.

Santos añadió que será importante encontrar puntos medios para llegar al tratado internacional, el cual deberá establecer cómo va a funcionar el proyecto de derechos y obligaciones de cada parte.

REUNIÓN BINACIONAL

En la última reunión binacional, el 15 de febrero, sobre asuntos energéticos realizada en Brasilia, el embajador puntualizó que los ministros bolivianos de Energía, Rafael Alarcón, y de Hidrocarburos, Luis Sánchez, acordaron con el ministro de Minas y Energía de Brasil, Fernando Coelho, una agenda energética de interés mutuo. Remarcó que su país se comprometió a incorporar en su planificación sectorial la oferta de electricidad boliviana.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top