Caso Alexander estancado por falta de actas y auditoría

A cuatro meses de haberse dictado la sentencia, el juicio por el "Caso bebé Alexander" continua estancado en el Tribunal Décimo de Sentencia y el Consejo de la Magistratura, por la falta de actas de las declaraciones de testigos de descargo, notificaciones y la reciente asignación de un auditor, según la denuncia de Norma Sumi, madre del principal afectado, el médico Jhiery Fernández, que sostiene su inocencia ante la falta de pruebas en la Fiscalía.

La madrugada del 27 de febrero, los jueces del Tribunal Décimo, Patricia Pacajes, Gladis Guerrero y Roberto Mérida, dictaron sentencia de 20 años contra el médico Fernández por la supuesta violación seguida de muerte del infante de ocho meses el 13 de noviembre de 2014.

También sentenciaron a la médico residente, del Hospital del Niño, Sandra Madeni y a la enfermera Lola Rodríguez, a dos años de cárcel por los delitos de incumplimiento de deberes y encubrimiento de la supuesta violación.

La sentencia fue apelada de manera individual por Fernández y Madeni, en tanto la enfermera Lola Rodríguez declinó de continuar su defensa pese a considerarse inocente, debido a que ya no cuenta con el dinero y el proceso le costó la disolución de su familia quedando al cuidado de sus dos hijos.

Solo una semana después, se confirmó que los tres miembros del Tribunal dictaron la sentencia sin que exista una prueba científica en contra del médico.

La prueba cuestionada es la existencia del antígeno prostático (PSA) en las evidencias presentadas por la Fiscalía contra el médico, elemento que en 2015 el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) aclaró no contiene ADN del médico ni de ninguno de los investigados.

Por otro lado, un mes después de dictada la sentencia, también se reveló al momento de dictar la sentencia, Pacajes, Guerrero y Mérida tenían conocimiento de que el expediente del juicio faltaban las declaraciones al menos siete personas, entre forenses, policías investigadores y funcionarios del Hogar Virgen de Fátima.

A su turno, Felix Fernández, padre del médico, precisó que entre los testimonios de todas estas personas, por un lado, se descartaba la violación y por otro, una supuesta participación de su cliente en un hecho inexistente pues por los informes médicos, las causas del sangrado y la posterior muerte del bebé se debió a otras razones que nunca fueron investigadas por los fiscales Edwin Blanco y Susana Boyan.

En esa línea, la madre del médico exige continuar con el proceso en la apelación pero hasta la fecha los jueces no han remitido el expediente a la instancia superior (Sala Penal), ni ha subsanado la falta de las declaraciones que señalaban como inocente a su hijo.

AUDITORÍA

Por otro lado, Ernesto Guarachi, responsable de Control y Fiscalización del Consejo de la Magistratura de La Paz, confirmó a EL DIARIO, que la auditoría solicitada por la familia del médico, no ha iniciado pese a los cuatro meses transcurridos.

Guarachi informó que recién el lunes 2 de julio se posesionó un auditor quien además de la auditoría al Caso Alexander debe retomar otros 60 casos por lo que estima que el pedido de la familia no se realizará en otros meses.

Más grave aún, Guarachi señaló que antes de aceptar el pedido, el nuevo auditor debe hacer una evaluación del expediente y este debe ir en revisión a una instancia superior en Sucre y luego recién se iniciaría con la revisión de los más de 5º expedientes que conforman todo el juicio Alexander.

 


---------*---------
Scroll to Top