Compromisos de Chile son obligaciones jurídicas

El expresidente Carlos Mesa, en una columna de respuesta al canciller chileno Heraldo Muñoz, aseveró que los múltiples compromisos formales que hizo Chile para negociar una salida al mar, con soberanía para Bolivia, se constituyen en obligaciones jurídicas exigibles.

Con ese argumento, Mesa respondió a un artículo publicado en el periódico “El País”, de España, por parte del canciller chileno, en el cual sostiene que las conversaciones que hubo entre ambos países no generaron obligación de que su país entregue una salida soberana al mar a Bolivia.

Señaló también que la demanda ante La Haya se basa en múltiples compromisos que Chile hizo a Bolivia para negociar una salida al mar. “Dichas promesas, de acuerdo con el derecho internacional, generan obligaciones jurídicas exigibles”, afirmó Mesa en su artículo titulado. “Bolivia-Chile: resolver en el siglo XXI lo que aún está pendiente”, publicado ayer.

El exmandatario y actual Vocero Oficial de la demanda marítima puso como ejemplo una nota del 19 de diciembre de 1975, en la cual el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Patricio Carvajal, escribió al embajador boliviano de entonces que “se consideraría…la cesión a Bolivia de una costa marítima soberana unida al territorio boliviano por una faja territorial, igualmente soberana”.

El canciller Muñoz argumentó que en un diálogo los países no están comprometidos jurídicamente con aquello que se hubiese conversado.

A este punto, Mesa respondió que hay una diferenciación entre “conversación” y “propuesta formal”, como las que hizo Chile, puesto que esta segunda compromete la fe de un Estado.

“El canciller Heraldo Muñoz ha afirmado, en un artículo reciente, que ‘Chile defiende no sólo el derecho internacional y la palabra empeñada, sino la práctica diplomática de dialogar y buscar puntos comunes en la confianza que, de no llegar a acuerdos, los países no estarán comprometidos jurídicamente con aquello que hubieran conversado o expuesto’.

“El corazón de este razonamiento debe contrastarse con una imprescindible diferenciación, la precisión que distinga diálogo y conversación de propuesta formal que compromete la fe de un Estado”, escribió.

CHILE Y SU DÚPLICA

La delegación chilena, encabezada por el canciller Heraldo Muñoz, entregó la mañana de ayer, a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, su Dúplica sobre la demanda marítima boliviana, para visibilizar, según sus autoridades, las “inconsistencias” del argumento planteado por la parte demandante.

“Acabamos de entregar la dúplica (…), que es un documento muy sustantivo que deja en evidencia las debilidades del planteamiento boliviano, que ha sido una línea argumental cambiante (porque) partió con la solicitud de un acceso completamente soberano, es decir con cesión de territorio, y luego se transformó durante los alegatos orales en la posibilidad de algún acuerdo práctico o incluso una zona especial, de modo que en este documento hacemos presente esas inconsistencias”, dijo Muñoz.

La Corte de La Haya definirá aproximadamente en febrero del siguiente año el cronograma de las audiencias orales del juicio, cuyo fallo se conocería en la segunda mitad de 2018.


---------*---------
Scroll to Top