Dos personas fueron detenidas luego de persecución policial

   Una persecución policial realizada en la avenida 6 de Marzo concluyó en la detención de dos personas, sindicadas de robo y el secuestro de un vehículo que no presentaba placas de control, informó el comandante Regional de El Alto, coronel Julio William Cordero.

Los antisociales usaron armas de fuego para evitar la persecución policial.

DETENIDOS

De acuerdo con la autoridad policial, los detenidos son acusados de protagonizar un robo agravado durante el fin de semana. La denuncia formal por parte de la propietaria de una tienda comercial de celulares, de donde se sustrajo la suma de 180 mil bolivianos, permitió definir la alerta de búsqueda del motorizado utilizado para dichos fines ilícitos.

“Las imágenes que fueron filmadas por una cámara de seguridad, donde se evidencia tanto el motorizado como el rostro de los delincuentes, permitió aplicar la alerta. En la noche del lunes, en la avenida Cívica, fue visualizado el motorizado por parte de efectivos de Radio Patrullas 110. En el regimiento Tarapaca de la avenida 6 de Marzo se inicia la persecución por varias calles. El vehículo, incluso, llegó a encunetarse como consecuencia del exceso de velocidad emprendido”, describió la autoridad policial.

DISPAROS

Durante la persecución, los delincuentes realizaron varios disparos para tratar de rechazar la persecución de los uniformados, aspecto que generó una respuesta similar por parte de los patrulleros, quienes también hicieron uso de sus armas reglamentarias.

El hecho de que llegara a encunetarse el motorizado, obligó a que los dos ocupantes salgan del vehículo y opten por huir a diferentes calles adyacentes, mientras que el conductor, otro posible miembro de la asociación delictuosa, quedó detenido.

La persecución de los efectivos policiales prosiguió pese a la detención del conductor y el secuestro tanto del motorizado como de todo lo cotejado al interior del mismo. Los policías dieron con un segundo miembro de la banda a algunas cuadras donde quedó estancado el motorizado, el que fue remitido a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) junto a los dos detenidos, el vehículo y las armas de fuego calibre 38 y 9 milímetros, indicó la autoridad policial.

“Estas dos armas han sido utilizadas por estas personas, es por eso que se reporta intercambio de disparos con funcionarios policiales, lo cual no generó daños personales o materiales”, afirmó.

FISCALÍA

Una vez que el caso fue remitido a la Felcc, el fiscal Javier Flores oficializó el inicio del proceso penal contra las dos personas por diferentes delitos, entre ellos robo agravado, asociación delictuosa, uso ilegal de armas de fuego, entre otros.

Según la declaración del fiscal, vecinos de la avenida Antofagasta denunciaron a la Policía un caso de robo y, cuando aparecieron los uniformados, los sujetos a bordo de una vagoneta Toyota tipo Noah, de color plomo, se dieron a la fuga. El hecho ocurrió el pasado sábado, pero se dio con el paradero de estas personas durante la noche del lunes.

Los antisociales hicieron disparos de arma de fuego en su escape, pero los efectivos de la institución del orden lograron a aprehender al conductor del vehículo, afirmó el representante del Ministerio Público.

El fiscal confirmó que en la requisa del motorizado y la detención del conductor se confiscaron dos armas: un revólver y una pistola. Al momento, las dos instituciones realizan la pesquisa correspondiente para tener más elementos de juicio sobre la actividad de los antisociales.

El tercer implicado en las actividades ilícitas de robo agravado a domicilios y actividades comerciales, si bien pudo escapar, no se desestima que el proceso de investigación de la Felcc permita dar con su paradero y concluya con la detención de toda la banda delictiva.

De acuerdo con los informes policiales, el robo realizado el fin de semana por estas personas fue realizado contra una tienda de celulares, donde la propietaria, quien estaba ausente, al volver se percató que su negocio fue robado. Testigos de la zona, en su momento, dieron a conocer que eran ocho sujetos encapuchados quienes ingresaron al lugar, haciendo diferentes disparos y ocasionando diferentes destrozos en las vitrinas, donde estaba la mercadería, calculada en 180 mil bolivianos.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top