Evaluarán eficiencia de “alarma comunitaria”

El municipio de La Paz evaluará el impacto y resultados de la implementación de las alarmas comunitarias a fin de eliminar los factores e inseguridad ciudadana, junto a esta medida inició acciones de patrullaje para retirar de las calles a personas que consuman bebidas alcohólicas en vías públicas, informó el secretario municipal de Seguridad Ciudadana, coronel José Luis Ramallo.

“Desde el punto vista técnico vamos a realizar un estudio para establecer la magnitud de este impacto en la población y eso lo vamos a hacer durante el primer semestre. Vamos a tener resultados a mediados de año”, anunció la autoridad edil.

Durante las audiencias ciudadanas efectuadas por el Alcalde de La Paz, Luis Revilla, los vecinos destacan la implementación de dichos dispositivos a fin de mitigar los riesgos vinculados a la inseguridad ciudadana.

“Tenemos registro, reportes y testimonios de los vecinos que hacen referencia al impacto favorable que ha generado la instalación de alarmas porque ha permitido integrar a los vecinos, es trascendental, ha cohesionado la comunidad en los lugares donde se ha instalado y al mismo tiempo ha permitido reducir los factores de riesgo, las amenazas en puntos donde se han instalado”, explicó Ramallo.

Según la autoridad, debido al impacto positivo de dichos dispositivos, anualmente la Comuna recibe aproximadamente 80 solicitudes de juntas vecinales para la instalación de los mismos.

“La atención ha estado un poco más del 50% de este requerimiento, sin embargo, también hay que hacer conocer que de todos estos requerimientos más o menos el 50% cumple con las condiciones sociales para hacerse beneficiarios”, explicó Ramallo.

Cada alarma comunitaria cuenta con una sirena, un destellador (luz intermitente) y un altavoz. Los vecinos se organizan en grupos para activar el aparato a través de un sistema digital mediante el uso de una llave especial.

Las juntas vecinales que solicitaron los dispositivos se organizaron y se comprometieron al buen uso de los artefactos y la promoción de valores positivos.

BEBEDORES EN VÍA PÚBLICA

Por otra parte, personal de la Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana y de la Guardia Municipal realizó recorridos por las calles y espacios públicos de los macrodistritos Centro y Max Paredes para prevenir que personas consuman bebidas alcohólicas en vía pública.

“Se realizaron recorridos por las calles Coroico, Pisagua, Isaac Tamayo, Torrelio, plazas Urquieta, Alexander, puente Vita y en otros puntos, donde en horas de la noche existe el consumo de bebidas alcohólicas en vía pública”, dijo la jefa de la Unidad de Relacionamiento y Coordinación Institucional de Seguridad Ciudadana, Mariana Correa.

En el operativo se procedió a destruir las bebidas alcohólicas que se encontraban ya abiertas, como también al retiro de las personas que consumían estos productos.

“Tenemos más o menos un centenar de bebidas alcohólicas desechas, es decir que eran botellas abiertas que no ameritaba su decomiso, pero sí su inmediato desecho en presencia de los que se encontraban consumiéndolas. Además del desalojo de estas personas con la finalidad de que los transeúntes se sientan más seguros al pasar por estos sectores”, manifestó Correa.

La autoridad edil sostuvo que esta labor se la realiza recurrentemente en el municipio paceño. “El personal de la Guardia Municipal hace los recorridos de manera permanente en estos y otros lugares. Estas acciones se repinten día tras día”.

Correa agregó que este sábado se controló el funcionamiento de licorerías ubicadas en el macrodistrito Periférica, desde Villa Fátima hasta la calle Sucre de la zona Villa Pabón. En el operativo se volvió a colocar el precintado de clausura a la actividad económica La Encantada.


---------*---------
Scroll to Top