Hablan de libre tránsito en binacional de Bolivia y Perú en Lima (Resumen/Media Jornada/Temario)

Autoridades de Bolivia y Perú estudiaban este viernes, en Lima, la vigencia de un régimen de libre tránsito para las mercaderías bolivianas por los puertos peruanos de Ilo y Matarani, dijo una fuente cercana a la reunión que congrega a jefes de Estado y ministros de ambos países en el Palacio de Pizarro.

    Esta tesis deslizó sus probabilidades entre las mesas de negociación, de ministros y equipos técnicos de ambos países.

    La otorgación de un régimen de libre tránsito para las mercaderías bolivianas de exportación e importación se funda en el interés de Bolivia por hallar un puerto alternativo a los de Chile, Arica y Antofagasta, que en el último lustro opusieron trabas, poco menos que insalvables, al comercio ultramarino de Bolivia.

    Después de 25 años de otorgado, por Lima, en calidad de comodato (préstamo gratuito) por 99 años, la mediterránea Bolivia patenta ahora un pujante interés por fluir al Océano Pacífico por el puerto surperuano de Ilo.

    Bolivia pasa sus ventas y compras ultramarinas por los puertos del norte chileno, merced a un régimen de libre tránsito prescrito en el Tratado de 1904 que suscribió con Chile, 25 años después del asalto militar a su entonces puerto de Antofagasta en 1879.

    Tras la denominada guerra del Pacífico sur, Santiago adhirió a su soberanía 400 km de litoral y 120.000 km2 de territorios de desembocadura en el mar Pacífico, que antes de 1879 pertenecieron a Bolivia.

    Bolivia, que exporta e importa principalmente por Chile, ha denunciado que el libre tránsito con el comercia cerca de 4 millones de toneladas año de carga ultramarina por Arica y Antofagasta no es necesariamente tal y que tornó, en los últimos años, más como un mecanismo de lucro excesivo en favor de los operadores portuarios chilenos lo que ha derivado en el encarecimiento de los costos de los exportadores, importadores y transportistas bolivianos.

    Estos últimos denunciaron una serie de malos tratos por parte de los aduaneros y Carabineros de Chile, incluso en los pasos fronterizos, además de las plataformas portuarias.

    En base del comodato hasta 2091, que contempla el protocolo de 1992, firmado por los presidentes Alberto Fujimori y Jaime Paz Zamora y, más aún, en los acuerdos de 2010 de Morales y su entonces homólogo de Perú, Alan García, Bolivia apunta a invertir en el desarrollo de las instalaciones actuales del puerto de Ilo.

    Bolivia, como Estado "tiene la espalda, la musculatura para hacerlo", dijo el jueves el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.

    Ilo se emplaza a 1.200 km al sur de Lima y se estima que en 2018 el complejo carretero boliviano y peruano termine de vincularse a Ilo.

    Un régimen de libre tránsito permitiría a Bolivia convertir a Ilo en el puerto por excelencia para su comercio ultramarino, sopesadas las dificultades crecientes que enfrenta para desarrollar su comercio exterior por los chilenos de Arica y Antofagasta, además de las desavenencias políticas recientes con Chile.

    Bolivia aspira a que, además, se construya en Ilo un megapuerto en la perspectiva del corredor bioceánico central, que Morales designa "el Canal de Panamá del siglo XXI".

    Bolivia es de la convicción de construir en Ilo un megapuerto en la perspectiva del corredor bioceánico paralelo al actualmente existente, desde donde exporta ya un volumen de 65.000 toneladas de su carga ultramarina.

    El proyectado corredor bioceánico, que demandaría una inversión entre los 10.000 y 14.000 millones de dólares, debería unir los puertos de Santos, en Brasil (sureste), y el de Ilo, en Perú (suroeste), luego de discurrir por el centro de Bolivia.

    Es el camino más corto y expedito para alcanzar los mercados emergentes del Asia en el Pacífico norte e implica el tendido de un tren rápido para las exportaciones, desde y hacia el Pacífico y el Atlántico de Brasil, Bolivia, Perú, Uruguay y Paraguay.

    En el cierre de las mesas técnicas perúbolivianas en Lima, Kuczynski dijo haber enviado a su vicepresidente Martín Viscarra a Alemania para asegurar el financiamiento de la construcción de la ferrovía.
Cc/                 ABI


---------*---------
Scroll to Top