Personas de la tercera edad buscan sobrevivir

 

La mayoría de los ancianos que son llevados a los hospitales no suelen recibir visitas, sin embargo dentro de las salas de estos centros de salud, no siempre se sienten solos.

“Ellos se hacen amigos, hablan con el que está en la cama de al lado. A veces, cuando ya se sienten mejor, ellos ayudan a los que se encuentran más débiles, los que se pueden poner de pie, se aproximan donde otros y les jalan las frazadas para abrigarlos mejor o incluso les hacen comer, se ayudan entre ellos. Ya soy enfermero, dicen”, cuenta Luisa Siñani, enfermera del Hospital Holandés.

PREOCUPACIONES

Mientras permanecen en las camas, ellos parecen tener en común la misma “preocupación”: “todos hablan, a la mayoría les preocupa el estado de cómo dejaron los papeles de propiedad de sus casas, piensan que por no haber terminado esos trámites sus hijos podrían estar peleando y eso les preocupa mucho”, sin embargo, los hijos ni siquiera los visitan en la mayoría de los casos, según informa el personal de este nosocomio.

“Nosotras hacemos de sus hijos porque los vemos desvalidos, no tienen pañal ni ropa, hablar de adultos mayores es triste, porque sus hijos los abandonan a su suerte, pero algún rato vienen y despectivamente preguntan textualmente: sigue vivo?, esas cosas vemos a diario prácticamente, siempre es una anécdota para mí, el Gobierno dice: el seguro cubre todo, pero no. Hay adultos mayores que necesitan pañales y algunas familias les digo que tienen que dejar pañal, y argumentando que el favor hay que hacerlo completo se salen”, contó la enfermera del Hospital Holandés, Luisa Siñani.

GÉNEROS

En el caso del hospital Holandés el abandono se produce más en los varones, sin embargo dentro de la cantidad de casos que se atiende en los Auqui Utas el abandono se registra más en las mujeres.

Hombre y mujeres son igualmente abandonados cuando son muy ancianos, las familias tienen que realizar sus actividades cotidianas, desde los más pequeños hasta los padres de familia, que llegarían a ser los hijos del adulto mayor, entonces a partir de ese momento los abuelos se convierten en una carga familiar, aunque todos ellos viven en la casa o propiedad que les está dejando el anciano padre o madre.

Existen las denuncias de que solamente, el día que tienen que cobrar su Bono Dignidad y su renta de jubilado, son cuidados y acompañados, para luego quitarles ese poco de dinero que poseen.

ABUELOS

Todos los abuelitos que fueron entrevistados por este medio, no pudieron expresarse con facilidad debido a que todos hablaban muy poco el castellano. Una de ellas, buscaba atención médica en un Centro de Salud, sin embargo no entendía que debía primero sacar ficha con su documentación personal y simplemente se sentó en una banca a probar si algún galeno se acercaba de oficio y la tendía. “aquí me duele”, decía Basilia Mamani de 70 años, señalando su cadera y quien acudió al centro sola.

En otro caso, un abuelo se aproximó a oficinas públicas solicitando efectuar lecturas de coca, sin embargo no le quedaba claro que los funcionarios debían cumplir funciones. “Yo ayudo (económicamente) a mi familia”, indicó don Francisco Alejandro.

 


---------*---------
Scroll to Top