Surgen más interrogantes sobre disparo a universitario

El perito Arturo Mercado concluyó que la velocidad mínima con la que el proyectil (esfera de cristal) ingresó al cuerpo del universitario Jonathan Quispe Vila tuvo que ser mayor a 36 metros por segundo, en tanto que el tirador estuvo a no menos de 60 centímetros, informó la Fiscalía General, mientras que de manera paralela se realizan investigaciones al margen de la legalidad.

En conferencia de prensa, el fiscal general, Ramiro Guerrero, refirió ayer que no ingresará a especulaciones y evitó precisar varios aspectos del informe del IDIF, que contradicen o descartan la versión emitida por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien señaló como responsables del asesinato del universitario a sus propios compañeros, en un lugar distinto a donde Jonathan fue víctima del disparo.

Guerrero tampoco se pronunció sobre la legalidad de las investigaciones paralelas que se van desarrollando por parte de los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, que fueron criticadas por la abogada de la familia Quispe Vila, Paola Barriga. Las mismas que al estar fuera de la legalidad son nulas de hecho.

A su vez, el coronel Freddy Medinaceli, subdirector de la Felcc de El Alto, confirmó ayer que el personal realizaba búsqueda de un posible rastro de sangre que devele el lugar exacto, en la calle Martín Cárdenas, donde el estudiante fue herido de muerte, el pasado jueves, a las 13.25 horas, en que una cámara de seguridad lo capta por última vez al estudiante con vida, ingresando a un domicilio particular de donde luego salió inerte.

Sin embargo, Guerrero aclaró que los exámenes de quimio - luminiscencia fueron ya realizados por personal del IDIF el día lunes y no se detectó manchas hemáticas (sangre) de ingreso al pasillo, donde el universitario perdió la vida.

“No se han encontrado manchas hemáticas fuera (en la calle Martín Cárdenas), sí en el pasillo del domicilio donde se encontraba el universitario Quispe”, aseguró Guerrero.

Sin embargo, de acuerdo con la explicación de la coordinadora departamental del IDIF, Silvia Yucra, la ausencia de sangre no descarta que el universitario haya sido herido en la calle y que logró ingresar con vida al domicilio.

Entre otros datos, Guerrero aseguró que el examen de química forense no reveló restos de pólvora, “nitrito, nitrato, absolutamente nada, ni en la polera (de Jonathan), ni internamente se ha podido determinar ningún rastro de pólvora”, aseguró el fiscal.

Solo una hora más tarde, la abogada Barriga informó que la Fiscalía realizaba pruebas de luminiscencia en el lugar de los hechos, pero denunciando que las mismas se estaría realizando sin notificar a la UPEA ni la familia de la víctima, lo cual invalidaría la investigación.

TRAYECTORIA

Asímismo, el perito del IDIF, Arturo Mercado, detalló que según el análisis de la trayectoria que siguió el proyectil al interior del pecho de Jonathan, sugiere que el mismo pudo estar parado, pero con el dorso inclinado al momento de sufrir el impacto.

El viernes pasado, en una apresurada conclusión lanzada por el Ministro de Gobierno, éste aseguró que Jonathan fue herido por el disparo de un universitario hecho con un petardo cargado con una canica, desde el puente distribuidor de la Ceja, y que el estudiante logró correr más de 150 metros, con la herida en el pecho, provocándose hemorragia interna.

Esta hipótesis quedó descartada, después de conocerse el reporte de la Felcc, que reveló debido al impacto que perforó el pecho, dañó el corazón y el pulmón izquierdo, Jonathan no pudo correr esa distancia y tuvo que caer casi al mismo tiempo.

Este dato es el que aún no ha logrado explicar ningún informe luego de ver los videos, donde se observa a Jonatan ingresar al pasillo corriendo.

RECONSTRUCCIÓN DE BALÍSTICA

En la conferencia de prensa, Guerrero anunció ayer que será la reconstrucción balística la que permitirá establecer el tipo de arma que se utilizó para que la canica alcance esa velocidad de impacto, además de la distancia y el ángulo en que estuvo el posible tirador.

“Para eso se hace la reconstrucción balística, para poder determinar qué tipo de instrumento u objeto propulsor podría haberse utilizado, para ver la velocidad, el ángulo, la distancia”, concluyó Guerrero.


---------*---------
Scroll to Top