Transportan toneladas de lodo y tierra de Tiquipaya

Tras la tragedia de Tiquipaya, equipo pesado sacó el 50 por ciento de la tierra de las casas y calles.

A más de un mes del desastre en Tiquipaya, una decena de volquetas, palas cargadoras y retroexcavadoras sacan diariamente unos 560 metros cúbicos de tierra de las casas y calles de la zona de Juventud Chilimarca, lugar donde el deslave de la cuenca Taquiña, cerca del Tunari, dejó toneladas de lodo y tierra el 6 de febrero.

Según publicación de Los Tiempos, los equipos fueron contratados por la Alcaldía de Tiquipaya y los funcionarios calculan que ya se sacó el 50 por ciento de la tierra y el lodo arrastrado por la mazamorra.

El funcionario de Obras de la Alcaldía de Tiquipaya Limbert Onofre indicó que el municipio contrató tres empresas después de que la maquinaria pesada de instituciones públicas y privadas se retiró paulatinamente.

La ausencia de las lluvias permite realizar los trabajos y el equipo ha logrado abrir varias vías que fueron tapadas por la mazamorra. Todo el lodo y la tierra están siendo depositados en el botadero del municipio.

A más de un mes del deslave de la cuenca Taquiña, ningún vecino ha podido retornar a su vivienda. En las infraestructuras donde el daño es mínimo, los servicios de electricidad, agua potable, gas domiciliario y otros no han sido habilitados. En otra mayoría, el lodo llegó hasta el techo y el daño estructural es grave.

Según el reporte del municipio, hay al menos 122 casas dañadas, muchas de ellas enterradas por completo. Pero además hay 347 familias afectadas, se trata de 1.775 personas. La Agencia Estatal de Vivienda también realizó un censo e inspeccionó la zona.

La situación todavía es incierta para los afectados, porque desconocen si podrán reconstruir sus casas en el lugar donde estaban antes y si las mismas serán reconstruidas por la Agencia de Vivienda.

Debido a esa situación, los vecinos de anunciaron brindar sus determinaciones el miércoles en una conferencia de presa, “ante la situación difícil que seguimos viviendo, sin poder ingresar a varias viviendas que siguen enterradas por el lodo y ante el enfriamiento de los trabajos de la maquinaria pesada”, dice la nota escrita de la OTB, que fue enviada a los medios de comunicación.


---------*---------
Scroll to Top